Por qué Premiar a “Jojo Rabbit”

Su gran desventaja es que nos trae a la memoria el  mundo nazi y su “particular” forma de lidiar con sus enemigos

Imagen-jojoWEBSería una sorpresa que “JoJo Rabbit” se llevara el Óscar a la Mejor Película en su versión 2020.  Es un filme suerte de parodia y género negro que no ha entusiasmado a la crítica pero su permanencia en cartelera da cuenta que al público no le ha sido indiferente. Y eso, al fin y al cabo, es  lo que importa.

No obstante, en la competencia por la estatuilla deberá lidiar con producciones de mayor peso, además que su temática y el entreverado camino por la parodia en que se plantea tampoco juegan a su favor.

Y aun así, llega a disputar por el más prestigiado reconocimiento de la  cinematografía con 6 nominaciones: Mejor Película, Mejor Guion Adaptado y se suman los reconocimientos a la Actriz de Reparto (Scarlett Johansson que también está seleccionada en su rol principal en “Historia de un Matrimonio”), al Diseño de Vestuario, Diseño de Producción y Montaje. El penúltimo y antepenúltimo, alguno de ellos,  podrían quedar en sus manos aun cuando, de lo ya visto, tiene competidores de importancia  como “El Irlandés” en ambas categorías.

¿Por qué está entre las nominadas? Tal vez el jurado seleccionador ha visto en ella la larvada crítica al régimen nazi, que en cualquier  época es apropiado  recordar para que nunca más en la historia de la Humanidad, que tiende a probar del mismo veneno una y otra vez, se repitan las atrocidades de este régimen elevadas a límites supinos.

“Jojo Rabbit” es una sátira, que tal vez cumple su cometido generando un sabor amargo sobre el personaje imaginario- el mismísimo Hitler- que acompaña a un niño de 10 años, Jojo, ansioso de ser reconocido entre las juventudes hitlerianas, cuando ya el régimen cumplía sus últimos años. ¿Cuántos niños alemanes  habrán caído en esa trampa, por la época en que les tocó vivir?

No resultan gratificantes las expectativas de este menor, pero ya el guion nos conducirá junto a Jojo a la mirada descarnada sobre este régimen inscrito entre los más crueles en la historia de la humanidad.

Todo el filme está en modo de parodia, particularmente los personajes propios del sistema, y los únicos roles que viven un mundo real es una niña oculta en el sótano de la casa de JoJo, y la madre de éste, colaboradora de la subversión. Ya llegará la hora de la pérdida de la inocencia para Jojo.

Ese brutal quiebre  va en escalada en 3 eventos: los diálogos que inicia con la niña judía; el encuentro del cadáver de su madre colgada en la plaza como traidora del régimen y la derrota de los nazis, cuando este menor circula por las calles entre persecución de derrotados y euforia de triunfadores. Jojo ahí representa la candidez y la desprotección infantil, sometido a la suerte del mundo despiadado a que han sido sometidos los niños en tiempos de guerra, el mayor  desquiciamiento humano.

“JoJo Rabbit” es Cine Negro, esto es producciones que presentan una gran licuación del tradicional “happy end”, casi inexistente. No es su momento más oportuno ya que  esta cinta circula en circunstancias  que el mundo no quiere saborear lo áspero en la ficción a través de los ojos de un niño, si ya tiene suficiente con lo convulsionado del mundo real.

Las guerras vistas a visión inocente de un niño funcionan más en un espectador cuando el argumento provoca emociones positivas y no es el caso de este largometraje. Otros ejemplos: “El Imperio del Sol”, con un irreconocible Christian Bale como actor juvenil que recibió un reconocimiento de la NBR por su eximia actuación. La película no obtuvo sin embargo ninguna de los 6 Óscar a que estaba nominada y eso fue una decepción que exteriorizaron hasta los propios ganadores de la 60 versión en las famosas estatuillas. Tampoco funcionó como la mirada más amable teniendo como protagonista a un niño recibiendo el impacto de un mundo en plena acción bélica.

Sumemos el inolvidable título “El Niño del Pijama a Rayas”, que no obstante su dramático pero aleccionador  final, no encantó ni a los jurados ni a la crítica.

En cambio, el examen más benévolo de un niño y la guerra  le significó a “La Vida es Bella” recibir varios galardones, incluido a la Mejor Película Extranjera.

Por eso vemos lejano que “Jojo Rabbit” reciba la estatuilla de mejor cinta. Sería además una histórica bofetada a “El Gran Dictador” (1940), la mejor parodia sobre Hitler y la primera  película sonora del genial Charles Chaplin. A pesar de sus 5 nominaciones, entró en juego para no ser premiada la distancia del mundo hollywoodense con Chaplin y cuando el mundo aun veía con ojos condescendientes a las consignas nazis.

Desde este artículo deseamos la mejor de las suertes para nuestros bien calificados, con el sesgo de no haber visto a todos los nominados. Joe Pesci y Brad Pitt, creemos serán los principales contendores, como actores de reparto y Laura Dern se merecería ser la ganadora como actriz secundaria. Y en Mejor Película, dura es la contienda, con “El Irlandés” y una “1917” posicionada. El filme de Scorsese compite con la desventaja de ser una película Netflix, de lo que Hollywood deberá convencerse, es el mundo que viene.

Eso en cuanto a producción en este gran mundo del cine, donde confluyen, en modo de arte, todos los sentidos del ser humano, como importantes gatillantes de las emociones, pero sería estremecedor que esa próxima sociedad arrastre la desaparición de  las salas de cine.

Ya es suficiente con la defunción ya hace muchos años de los dulces “Pololeo” y las primeras tomadas de mano por las importadas cabritas y los estallidos de celulares.

Este domingo, Día de Fiesta para el Mundo del Cine.

 

 

 

 

Susana Pozo Pizarro, es Periodista (UCh), Magíster en Información Económica. A nivel profesional ejerció en formatos de Televisión, Radio, Periódico y Revista. También se desempeñó en Comunicación Corporativa y culminó su carrera como Editora y Columnista del sector de Economía en Diario “El Mercurio” de Valparaíso. Hoy es columnista del Semanario “Tiempo” de La Serena y maneja este sitio para analizar la actualidad así como otros temas de interés. No estamos acercando a 1.800 seguidores en twitter y un número significativo que nos siguen a través del contacto directo y de correos. Nuestro interés es otorgar análisis independiente y acogemos co9mentariods que pueden observar enfoques distintos y opuestos al nuestro.

Susana Pozo – who has written posts on Agenda Alternativa.


Agregar un comentario