Japón y Argentina: dos distintas miradas en la Cinematografía sobre la Familia

Susana Pozo

, Cine, Destacados

 

Revisamos 2 nuevas películas del tema familiar  y recomendamos otras cintas notables que lo plantean

 

 

La misma sangreEstuvo rozando el Óscar como la Mejor Película de no habla inglesa, no lo consiguió, pero al menos en Chile ha tenido más posicionamiento que la ganadora –“Roma”- que no he visto y para la cual no se esperaba tal galardón.

Nos referimos a “Somos una Familia”, un filme japonés de los pocos que se exhiben en nuestro país, pero  con cuya difusión ha compensado sólidamente la ausencia de autores nipones en salas de cine nacionales.

Su explícito título  en español nos anticipa que se suma a los innumerables aportes de la cinematografía internacional al tema sobre la familia.

Y cómo no, si ésta es el  núcleo básico sobre cuya base se ha ido configurando la sociedad de todos los tiempos. En concomitancia, la cinematografía desde su nacimiento hace 122 años ha ido reflejando los acontecimientos de la humanidad y uno recurrente es el enfoque familiar.

 Esta película nipona eleva  su relato a tonos dramáticos que emergen cuando asoma la información oculta bastante avanzada ya la narración y lleva al espectador a cuestionarse finalmente qué es una familia. Hoy, cuando este grupo básico muestra profundos cambios estructurales, de nueva estructura y miembros antes estigmatizados y que hoy demandan su lugar en la sociedad, hay un debate aunque hoy ya ha disminuido el justificado tono que generan siempre los cambios más radicales.

Pero el director de esta cinta nipona, Hirokazu Kore-eda, no apunta hacia esos flancos y más bien lleva a reflexionar sobre a quiénes legítimamente  reconocemos como nuestro grupo pertinente,  cuando por distintas circunstancias se quebrantan los vínculos consanguíneos, al tiempo que entrecruza la narrativa con otros cuestionamientos morales.

“Somos una Familia” tiene además el mérito de permitirnos asomarnos al otros Japón, al que no se promociona, al de la periferia, aquel que no hace noticia porque los ciudadanos sumidos en la pobreza forman parte del paisaje gris, de los ignorados, de los inservibles,  aquellos de la  vida precaria, invisible y miserable.

La cinta también nos enfrenta a temas hoy sensibles (pareciera): los niños y los viejos.

“Somos una Familia”- con  y sin Óscar- se inscribe como una realización notable de la cartelera actual y la recomendamos antes que desaparezca tras su prolongada exhibición en la pantalla  grande.

Con menos méritos, pero igual recomendable sobre el tema familiar, es el thriller argentino “La Misma Sangre” que llegó esta semana a las salas de cine.

Ambas cintas se unen en la estructura de sus guiones que avanzan a trompicones  y cuyos desenlaces explican todo  aquello incomprensible en el inicio.

“La Misma Sangre” nos conduce por la reiterativa variable en el cine sobre la  familia: la de las verdades ocultas y que luego estallan.

El relato tiene mucha semejanza a cualquier culebrón audiovisual, pero resulta interesante la trama final para que los espectadores puedan tomar partido de las decisiones tomadas por  los protagonistas. Conjuntamente,  tiene  varios ingredientes que  permite sortear su calidad de dramón. En ese  marco, es una cinta de excelente factura, con impecable montaje y fotografía.  Una banda  sonora eficiente que, por ejemplo, no complica, como en otras producciones allende la cordillera,  con la comprensión del acento trasandino y con buena dirección y actuación. Integran además el elenco dos reconocidos  actores chilenos: Paulina García y Luis Gnecco.

“La Misma Sangre” la recomendamos porque entretiene y además es un respaldo al cine latinoamericano que en menor número exhiben las carteleras nacionales, su menor promoción y asistencia de público.

Para quienes se interesen por el Cine de temática familiar recomendaremos algunas otras cintas de distintas décadas y que hoy se pueden conseguir en plataformas cinematográficas:

 “Estamos Todos Bien”, particularmente su versión original, la italiana, aunque la interpretación gringa tiene también sus méritos.  Hay otros títulos con ficciones desgarradoras entre las que citamos “La Habitación del Hijo” y “Gente como Uno”.   Recordamos además a Ricardo Garín interpretando “El Hijo de la Novia”: inolvidable en la variante del amor de hijos a padres. 

El Cine Negro tiene 3 filmes recomendables en el tema familiar: “La Guerra de los Rose”; “Perdida” y “El Honor de los Prizzi”. Ninguna un ejemplo de unión familiar, pero además de sus eficientes méritos cinematográficos, nadie puede cuestionar la complejidad de ser familia que deriva, en más oportunidades que lo deseado, hacia enfrentamientos despiadados que es el caso de estos 3 largometrajes.

Con “El Honor de los Prizzi” derivamos hacia esa familia tan especial como lo es la mafia,  (“El Padrino”, notable saga de 3 generaciones), sólo para advertir las múltiples variantes que puede tener el tema de la familia.

El humor tiene entre realizaciones merecedoras de citarse “Muerte en un Funeral”, notable representante de la comedia negra inglesa, en tanto Danny de Vito y Tom Cruise nos deleitan con una familia reunida tras verdades ocultas en “Gemelos”.

Inolvidable es “Rainman” y la excelente  actuación de Dustin Hoffman como el hermano autista del bello y materialista Charles Babbitt, encarnado por Tom Cruise.

Una cruda realidad es la que presenta  la cinta danesa “La Celebración” que se  enfoca  en el recurrente asunto de las desgarradoras verdades ocultas en una familia.  Y, por último- porque la lista es infinita- recordaremos a uno de los irreverentes de la cinematografía- David Cronenberg- y su siniestro “Pacto de Amor”, donde 2 gemelos se internan en oscuras prácticas de la Medicina. Notable la actuación de Jeremy Irons, en su doble rol de malvado médico.

Todas las realizaciones mencionadas son mejores que la mayoría de las actuales circulantes por carteleras donde las producciones son creaciones de irrealidades surgidas desde un computador. Interesantes, cuando no se pretende pensar mucho,  pero estas otras dosis cinematográficas sobre el tema familiar vale  la pena ser re-revisadas hoy cuando el mundo asume las nuevas formas de hacer familia.

“Somos una Familia” en el Cine “Biógrafo” y también en el de cadenas.

“La Misma Sangre” en carteleras de malls

Susana Pozo Pizarro, es Periodista (UCh), Magíster en Información Económica. A nivel profesional ejerció en formatos de Televisión, Radio, Periódico y Revista. También se desempeñó en Comunicación Corporativa y culminó su carrera como Editora y Columnista del sector de Economía en Diario “El Mercurio” de Valparaíso. Hoy es columnista del Semanario “Tiempo” de La Serena y maneja este sitio para analizar la actualidad así como otros temas de interés. No estamos acercando a 1.800 seguidores en twitter y un número significativo que nos siguen a través del contacto directo y de correos. Nuestro interés es otorgar análisis independiente y acogemos co9mentariods que pueden observar enfoques distintos y opuestos al nuestro.

Susana Pozo – who has written posts on Agenda Alternativa.


Agregar un comentario