¿A qué bolsillo va la mano de Guillier?

Clase media

            Una vez más: a la sufrida  Clase Media

Cuando  hay una propuesta de ahorro colectivo previsional que provendrá  del 3% de los trabajadores y   un Fondo Solidario para Salud que  se financiará con otro 3% de la cotización en salud también de cada  trabajador ¿a quién realmente le está metiendo la mano al bolsillo el candidato Alejandro Guillier?

Clarito, una vez más a la sufrida clase media, aquella que hace malabares con sueldos esmirriados; que se endeuda hasta el tuétano para vivir decorosamente; que “bicicletea” para  tapar los baches de su escuálidas finanzas y que  se desvela pensando si llegará a fin de mes.

Son las mismas familias que viven como “colectivo” para poder crear su propio Fondo Solidario en gastos de arriendo o hipoteca, alimentación, transporte, escolaridad, y los fines de semana, simplemente  van a aturdirse  en un mall porque  allí no hay tanta tentación para los niños, y probablemente  alcance para un helado.

Y todo lo anterior es una lucha para vivir con  dignidad, intentando no escalar hacia abajo y caer en el círculo de la pobreza que a los políticos les agrada tanto porque tienen a quien entregar  subsidios y bonos con actitud paternalista, como si estuvieran sacando los recursos de sus bolsillos.

Todo lo descrito no es caricaturesco: lo deben  vivir miles de  chilenos que luchan por permanecer en una clase media heterogénea, luchada, de esfuerzo, que con mucho trabajo,  las de los ingresos un poquito más decorosos, pagan  3 a  4 veces el precio del autito para  poder  tener más autonomía y no transportarse en sistemas públicos que son malos  aquí y en la quebrada del ají, particularmente en regiones, las invisibles regiones.

No  es a los más  ricos que  Guillier meterá la mano al  bolsillo y si se las mete, no les hace ni cosquilla. Ellos  no  vivirán de una jubilación, tienen su tinglado proveniente de rentabilidades propias, ahorro, inmuebles y otros patrimonios.

Tampoco pedirán una hora/futuro lejano en un consultorio ni integrarán una nómina de la letal lista de espera.

La idea que del 7% del Fondo de Salud vaya a un Fondo Común, es la solución de Guillier para resolver el escándalo del increíble déficit en Salud, sector en que  se ha hecho visible por la campaña la lista de espera, pero  cuya agonía es  mayor, particularmente en regiones, donde los Centros de Diagnósticos y Especialidades- si es que existen- a  la Serena le han contado muchas veces el cuento del lobo- generan listas de espera infinitas porque los “beneficiados”  provienen de 2 y 3 regiones.

En el sector privado tampoco es brillante el panorama.

En septiembre pasado  solicité  en La Serena, una consulta a especialista: ni pagándola de mi  bolsillo,  sin bono, la más  cercana  fue agendada para el  15 de  noviembre.

Sumemos equipamientos  sobrecargados, agotados u obsoletos. Carencia dramáticas  en el sector privado y público de especialistas y de todo el espectro del equipo porque las plantas  funcionarias públicas no resisten ser aumentadas.

Claro, con el dinero que extraigan de los bolsillos de la clase media podrían dar respuesta, pero aumentará de  forma  sideral la cantidad de pacientes porque  ya habrá un sector de chilenos, a quienes no les alcanzará su presupuesto para pagar  el costo del seguro privado que se irá a las  nubes.

Es decir, ¿quedaríamos donde mismo? No, peor.

Hacia ese apocalíptico mundo desea llevar Guillier a una sufrida clase media que con mucho esfuerzo ya cancela programas, consultas, remedios, exámenes, tratamientos y cirugías endeudándose, pero accede.

La solución para  el efectivo drama del sector salud debería  buscarse donde  efectivamente existe el dinero para ser solidarios.

¿Dónde? En los más  ricos por supuesto y que  la mano al bolsillo de Guillier sea en la dirección correcta.

No estuve de acuerdo con haber denostado esa frase, pero a la sentencia le faltó músculo: decir cómo, cuánto, y a quien, pero vemos que terminó en los de siempre.

Claro,  el 3% de la cotización de salud es más fácil de recaudar entre quienes no tienen como escabullirse: los asalariados, sean estos obreros, administrativos o profesionales.

Esta propuesta es una retribución al Frente Amplio porque se la escuchamos muchas veces a Beatriz Sánchez.

Un propuesta que es apenas un titular, pero que significa la amenazante intención de  financiar con la clase media el pavoroso déficit de salud.

¿O acaso piensan que afectarán a los mismos  políticos y a los más ricos en su atención de salud? Ejemplos de  mandatarios, ex mandatarios, esposas de éstos  y el puñado de ricos atendiéndose en  clínicas cota 1000 y hasta en el extranjero son variopintos.

Seguirá siendo así y a  la clase  media le aguarda otra mochila para “hacer patria” como dijo el propio candidato.

Les invito a leer  también la columna  elaborada para el Semanario “Tiempo” publicada hoy.

Incertidumbre Pre-“17”

Semanario  “Tiempo”- 15/12/2017

Después  del costalazo  de las encuestas en  Primera Vuelta, nadie ha se ha atrevido a vaticinar los resultados de este domingo.

El escenario plantearía un desenlace estrecho pero eso no excluye lo menos probable, que uno de los  2 candidatos- Piñera o Guillier- de un batatazo y se distancie de su contrincante.

¿Qué  nos llevó a esta incertidumbre, además de haberse  derrumbado la credibilidad en los sondeos?

Varios factores, entre los que  destaca una soterrada dinámica entre votantes salientes y entrantes.

Entre estos últimos, están  quienes llegaron de la mano del Frente Amplio. Responde a un sector sub 35- sub 20, es posible que para muchos sean estas las primeras elecciones que llegan a las urnas.

Entre los salientes deben estar aquellos de responsabilidad del cuestionado comportamiento de los políticos que exacerbaron al ciudadano con  los escándalos en acciones que lindaron o traspasaron la línea ética.

Y con bastante desparpajo. ¿Qué pasó, por ejemplo, con la cuenta solicitada desde tribunales sobre pagos a asesorías que  no fueron tales?

Nada, simplemente el Senado  se ha negado a responder, siendo ésta una muestra que los parlamentarios mantienen inexplicables privilegios para incumplir con normas que son inapelables para el resto.

En desparpajos como éstos se  incubaron los votantes  viudos, auto-excluidos o huérfanos, llámelos como quiera, y son también salientes de este proceso electoral

También están quienes no fueron seducidos por ninguno de los  candidatos y además quienes  siguen sosteniendo que su única realidad es la de su propio esfuerzo y quien esté al mando del país, sus circunstancias no se alterarán.

El domingo se resolverá entre 2 candidatos que  se muestran como las opciones polarizadas, un imaginario forjado por las fuerzas políticas  pero que no se replica en los ciudadanos.

En estos se sitúa el perfil electoral  que las encuestas no supieron recoger y es el que pasado mañana votará o se abstendrá. Es el ciudadano despojado de  convicciones ideológicas, y deseoso que simplemente le resuelvan sus conflictos y desafíos.

Son los mismos que están fastidiados del abuso, de la  corrupción, de la delincuencia, de las colusiones, de pensiones  miserables, de las  promesas incumplidas, de  las deudas y de presenciar privilegios  y desigualdades. Y también contrariados con los políticos incapaces de superar sus diferencias doctrinarias para avanzar en una mejor calidad de vida ciudadana.

La tómbola que hoy suena en colegios participará este domingo, cuando todo puede  suceder, nada está escrito y la única sorpresa está en manos del ciudadano común y silvestre lejano a toda política partidaria y que está configurando una sostenida mayoría.

Es la misma que ha instalado el componente de la incertidumbre, la gran protagonista de estas elecciones

 

 

 

 

 

 

Susana Pozo Pizarro, es Periodista (UCh), Magíster en Información Económica. A nivel profesional ejerció en formatos de Televisión, Radio, Periódico y Revista. También se desempeñó en Comunicación Corporativa y culminó su carrera como Editora y Columnista del sector de Economía en Diario “El Mercurio” de Valparaíso. Hoy es columnista del Semanario “Tiempo” de La Serena y maneja este sitio para analizar la actualidad así como otros temas de interés. No estamos acercando a 1.800 seguidores en twitter y un número significativo que nos siguen a través del contacto directo y de correos. Nuestro interés es otorgar análisis independiente y acogemos co9mentariods que pueden observar enfoques distintos y opuestos al nuestro.

Susana Pozo – who has written posts on Agenda Alternativa.


Agregar un comentario