Paro Docente y Calidad Educacional

Paro Docente, Calidad Educacional y Desconfianza Institucional

 

paro profesoresNadie quiere hincar el diente a la Calidad Educacional.

Y por un carril paralelo se expresa la desconfianza institucional, un tema que sí se habla, expresa y se analiza en distintos escenarios y que al igual que la Calidad educacional está en statu quo.

Ambos- Calidad Educacional y Desconfianza Institucional- tienen su punto de encuentro en el preocupante paro de docentes.

Señalemos primero como contexto, que tras este movimiento el mayor daño es para la actual generación de  los niños de menores  recursos, quienes se educan en los planteles que hace un mes no realizan sus funciones docentes.

Junto con alterar su año escolar, esa población infantil ha sido privada de otros beneficios asistenciales comprometidos por  el Estado y que es la entrega de alimentos y lograr que las familias en que ambos padres deben salir a trabajar se apoyen en la tranquilidad que en su jornada horaria sus hijos están recibiendo educación.

A todos ellos- familia, padres, niños- se les está avasallando en sus derechos.

¿Y quien aboga por ellos? ¿Quién ha elevado la voz por este sector vulnerable, salvo algunos esfuerzos  desde la autoridad para intentar convencer a los profesores en huelga que retornen a clases?

Sobre el magisterio en movilización ya se ha dicho que  su condicionamiento- el retiro del proyecto desde el Parlamento- es una presión que  coloca en situación difícil al Ejecutivo, pero particularmente al Parlamento.

Al igual que el resto de la ciudadanía, los docentes desconfían de la institucionalidad parlament