Los proyectos por su nombre

La propuesta que ya perdió su inocencia

adultoMayor_cnTardó poco en aflorar  la verdad de la milanesa con el proyecto de Reforma  Previsional, al filtrarse  el impacto que tendrá sobre la economía, pero particularmente  en el empleo, ya que en el peor escenario podría  significar  la pérdida de 394.000 puestos de trabajo, en tanto que en el piso la amenaza de cesantía sería de 2.200 vacantes. Dura realidad estimada por el propio Gobierno.

Tal consecuencia  la advertimos en nuestro primer artículo, cuando señalamos que el costo de la mayor  cotización sería traspasada al precio de los sueldos y  será un nuevo elemento de tensión en negociaciones colectivas futuras . Reafirmamos entonces que es costo salarial, nunca empresarial, no usemos eufemismos,y llamemos  los escenarios por su nombre.

Este es un tema que desarrollaré en mayor profundidad en  un próximo artículo. Por el momento les invito a leer la columna publicada hoy en el Semanario “Tiempo”  en que además de indicar este impacto en el desincentivo al empleo, nos referimos al “Club” de los Cotizantes, una nueva asociación que exacerba las desigualdades en el país.

Les dejo con la columna:

El “Club” de los Cotizantes

Semanario “Tiempo” – 18/08/2017

En este mundo tan desigual,  hay clubes de las  más variadas raleas: fraternidades, hermandades, sectas, círculos, sociedades, asociaciones, cenáculos, logias, colegios, etc.

En Chile, hasta un Movimiento Guachaca intenta lavar las culpas por el escaso nacionalismo existente.

Ahora el Gobierno pretende generar por  ley un Club de los Cotizantes, destinado a repartir  la miseria entre aquellos que ya están  cautivos en otro vilipendiado Club, el de las AFP’s.

Al  igual que  este último, la membresía no será  por invitación, ni mérito, ni género: ingresan todos los trabajadores asalariados, particularmente aquella gran mayoría de ocupados, cuyo futuro económico depende  sólo de un esmirriado ingreso generado en las pensiones.

Se le denominará  “Ahorro Colectivo”.  El Colectivo es  un neologismo instalado hace algunos años y en definitiva es un club.

Será caja del ahorro adicional para “solucionar” el drama social y nacional a que se  ven enfrentados los cotizantes cuando ponen término a su vida laboral y ven reducidos a un  tercio- y a  menos- sus ingresos.

Los defensores  de esta  figura que recibirá el 5% adicional en que fue cuantificado el elixir para solucionar las bajas pensiones, argumentan que el monto será cancelado por los empleadores.

Falso: pasará a costos laborales, será una cifra muy tenida en cuenta cuando Ud., su sindicato, pidan un  aumento salarial: será un nuevo elemento de tensión en negociaciones colectivas, un componente en plantillas de trabajadores y un desincentivo al empleo.

Segunda falacia: con el ahorro colectivo incorporamos la cultura de la Solidaridad.

Muy de acuerdo, hace falta la solidaridad en una sociedad donde impera el individualismo, pero en este drama nacional de bajas pensiones, ¡que colabore todo el país y que no se reparta la miseria en un Club de Cotizantes¡

¿Por qué dejar al margen de esta “cultura solidaria” a los Farkas, los Luksic, los Paulmann, y todos aquellos que además se han enriquecido de este gran capitalismo que a costa de los  trabajadores se  ha construido con el Sistema AFP´s?

Y son aquellos a quienes no les hace ni cosquilla la pensión que recibirán. Si es que cotizan.

Además, con el nuevo Club pagaremos  doble comisión. Autofinanciamiento significa simplemente pellizcar del mismo fondo para administrarlo.

Esta no es la única disociación de  este proyecto. Como lo señalo en mi página, la iniciativa debe estar vinculada a nuestra realidad laboral: el empleo, el desempleo, los bajos sueldos, las lagunas, los independientes.

También extraña que en la iniciativa no tenga prioridad y acento la regulación de las comisiones. Por casi 40 años, los trabajadores han sufrido leoninos zarpazos del ahorro fruto de su trabajo y con el meritorio fin de llegar a una vejez digna.

Qué lástima que en nombre de la solidaridad, obliguemos a los más débiles y excluyamos a los más privilegiados.

Susana Pozo Pizarro, es Periodista (UCh), Magíster en Información Económica. A nivel profesional ejerció en formatos de Televisión, Radio, Periódico y Revista. También se desempeñó en Comunicación Corporativa y culminó su carrera como Editora y Columnista del sector de Economía en Diario “El Mercurio” de Valparaíso. Hoy es columnista del Semanario “Tiempo” de La Serena y maneja este sitio para analizar la actualidad así como otros temas de interés. No estamos acercando a 1.800 seguidores en twitter y un número significativo que nos siguen a través del contacto directo y de correos. Nuestro interés es otorgar análisis independiente y acogemos co9mentariods que pueden observar enfoques distintos y opuestos al nuestro.

Susana Pozo – who has written posts on Agenda Alternativa.


Agregar un comentario