Regiones y Ciencias: los Perdedores del Presupuesto 2016

Susana Pozo

, General

El Saldo de Lesionados que dejó el Debate Presupuestario 2016

 

PRESUPUESTOYa tenemos Presupuesto Fiscal 2016. El bolsillo del gasto público para el año próximo aumentará un 4,4%, estimado conservador, en atención a los ajustes de ingreso que representará el menor crecimiento del país.

Adaptarse a la crisis económica que vive el mundo, no fue la única fórmula para financiar el gasto nacional.

Por sobre todo,en la aprobación de este presupuesto primó la muñeca política del Ministro de Hacienda y su nula sensibilidad con las regiones.

Ya hemos comentado la re-distribución de glosas, estrategia que principalmente echó la mano al bolsillo de las regiones que deberán ahora financiar algunos de los hospitales comprometidos para los cuales no había financiamiento.

Indirectamente, las regiones respaldarán las próximas campañas electorales, porque  los parlamentarios y el Gobierno tenían comprometida la renovación en infraestructura sanitaria en diversas regiones y ahora  este compromiso que podrá seguir prometiéndose en la campaña  municipal  y en las siguientes al amparo del financiamiento de dineros regionales que estaban destinados a otros fines.

Lo político prima por sobre la necesaria descentralización que requiere el país.

Eso reafirma que el Proyecto de Descentralización es  sólo chimuchina politiquera.

Un segundo  damnificado con esta re-distribución de dineros fue  el Aporte Fiscal Indirecto (AFI) que se otorga a planteles de Educación Superior por captar a los 27.000 mejores puntajes PSU.

Este sí que lo celebramos, porque se  trata de una  asignación bastante recesiva e ilógica, ya que se premia con dineros fiscales a los planteles por atraer los mejores alumnos, en circunstancias que ellos debieran premiar a  estos estudiantes por preferirles.

Así de simple y criterioso, ya que  el resultado es que  instituciones  con bastante espaldas financieras reciben aun estos dineros, como lo señalamos en la columna que elaboramos la semana pasada para el semanario “Tiempo” y que acompaña este artículo.

El AFI fue cercenado en un 50 % para poder ampliar la gratuidad hacia los alumnos  vulnerables y me parece que ese es  mejor destino- lo social- para platas fiscales.

La ministra Delpiano prometió liquidar el AFI completamente el año próximo.

Esperemos que se cumpla esa promesa porque, como hemos venido señalando cada año, los aportes estatales a la Educación Superior se  los llevan preferentemente las universidades privadas que cuentan con una flexibilidad presupuestaria de la que carecen  las estatales y  a su vez son las  privilegiadas en recaudar donaciones del sector privado.

Hasta en el interior de la agrupación de las llamadas  universidades  históricas, el  denominado Cruch, se cuecen habas en mayor aporte hacia las privadas de ese  club que con sólo 9 planteles reciben  casi montos fiscales casi  similares a las 16 estatales.

Según el  fiable reporte de  la Contraloría, en que sustentamos los artículos que escribimos anualmente sobre el comportamiento de los dineros que  van al sector terciario de la educación, hubo 14 planteles, incluidos Institutos Profesionales y Centros de Formación Técnica,  que en  2014 recibieron mayores asignaciones que 8 estatales.

Eso derriba el mito que  el Estado tiene de “regalonas” a sus universidades, que es el sustento de las quejas derramadas por  las universidades privadas tras este  necesario recorte del AFI.

Y como si no fuese además lógico que  los dineros fiscales  vayan a  las universidades públicas.

Pero lamentablemente no es así. La realidad en las universidades públicas, particularmente en las  regionales, es muy compleja, con  serios  sesgos entre lo que el Estado les exige, en calidad y normativa, y los montos que les asigna.

Entre las 14 privadas que  recibieron  el año pasado mayor aporte que las propias estatales,  se registra la Universidad de Las Américas, que perdió su acreditación en  2013 y de los 60 planteles privados que accedieron a financiamiento estatal, 17 no cuentan con   acreditación, proceso que  respalda  criterios básicos de calidad en su enseñanza.

Por tanto, bienvenida la iniciativa para que el AFI vaya feneciendo.

Esperamos no estar comentando el  año próximo que el AFI fue un ave fénix que renació entre las cenizas y que quienes aspiren a  matricular a los 27.000 mejores puntajes desembolsen sus  propios cocodrilos, hagan su personal esfuerzo financiero- aunque duela como decía  Alberto Hurtado- y que con una postura cristiana- algunas de las que se  quejan tienen inspiración católica- mediten que esos dineros van a beneficiar a alumnos a quienes las oportunidades les son esquivas.

Añadiré un tercer lamento que se suma al que sostengo por la sustración de dineros regionales. 

En materia de Ciencia y Tecnología se mantuvo la exigua  glosa presupuestaria, no se escuchó el  clamor de los científicos quienes deberán  nuevamente pasear  frente a La Moneda portando el cartel que reza que “Este país optó por la Ignorancia”.

Les invito a leer nuestro artículo inspirado en pleno debate del Presupuesto 2016, cuando La Moneda y los Parlamentarios se dedicaron a desnudar santos para  vestir a otros.

 

 

Desvestir un santo…..

 

 

(Publicado en Semanario “Tiempo” el 20/11/2015)

 

 

 

desvestirUn refrán  no muy santo es éste que  propone desvestir a un santo para vestir a otro…. Que estén circulando santos  desnudos sería lo último que nos faltaría para este año que nos ha llevado de descalabro en descalabro.

El nudismo de los inmaculados es la gran agudeza del Gobierno y parlamentarios que en plena discusión presupuestaria están recurriendo a subterfugios para poder financiar compromisos que hoy no cuentan con recursos.

En 3 proyectos importantes que fueron promesas de campaña han optado por usar la no muy santa estrategia de re-asignar fondos dispuestos para otros fines.

Uno sólo aplaudimos y es el recesivo AFI que por fin está marcando rumbo al abismo tras 34 años que benefició a universidades de elite en su captación de alumnos igualmente de elite por registrar los puntajes superiores. Son fondos que ahora recibirán estudiantes  vulnerables.

Financiamos así a planteles de grandes recursos para que matricularan los mejores estudiantes, en circunstancia que ellos deberían haber abierto su abultada billetera para premiarles con una beca al esfuerzo.

Hay varios indicios de la regresividadque muestra el fondo AFI.

Por ejemplo, los Top 10 de la asignación AFI 2014 incluye apenas sólo 2 universidades estatales, y no son las más desamparadas de recursos.

El 2º mayor ranking AFI: la PUC, con enormes espaldas financieras: 5º lugar: ¡la Universidad Adolfo Ibañez! 8º: ¡Universidad de Los Andes¡

Vamos a los otros 2 santos desnudados.

¿Quiénes cree?

¡Las Regiones…quien más¡

Aquellas que son sólo visibles para la Teletón y las campañas electorales.

Consignemos primero que el CDT de La Serena logró  completar su financiamiento con fondos regionales, y por tanto deberán postergarse otros proyectos que requería Coquimbo y financiaría el FNDR.

El tercer santo desnudo son las regiones nuevamente que pasarán a financiar algunos de los hospitales comprometidos en campaña presidencial, con o sin proyectos que les beneficie.

En la IV Región se renovaría sólo el Hospital de Ovalle….si es que cae en la tómbola del escandaloso recorte con que  terminó la promesa de 60 centros de salud en distintas etapas de elaboración.

¿De dónde saldrán los dineros para cumplir esta jibarizada promesa hospitalaria? De la Ley Espejo que compensa a las 14 regiones por el voraz presupuesto estatal con que se financia el Transantiago.

Es un monto de magnitud similar al de la Metropolitana distribuido entre las restantes regiones para mejorar el transporte público. Y que ahora se les sustrajo sin pudor.

El deplorable sistema de transporte existente en la IV Región, da cuenta que nunca ha sido beneficiada con proyecto alguno  derivado de estos recursos.

Una vez más las regiones deberán probar el sabor de la permanente postergación.

En esta oportunidad, con el altruista fin de contribuir a financiar una falaz promesa de campaña.

En el ignominioso afán por abusar de las regiones, todo vale.

 

 

 

 

 

Susana Pozo Pizarro, es Periodista (UCh), Magíster en Información Económica. A nivel profesional ejerció en formatos de Televisión, Radio, Periódico y Revista. También se desempeñó en Comunicación Corporativa y culminó su carrera como Editora y Columnista del sector de Economía en Diario “El Mercurio” de Valparaíso. Hoy es columnista del Semanario “Tiempo” de La Serena y maneja este sitio para analizar la actualidad así como otros temas de interés. No estamos acercando a 1.800 seguidores en twitter y un número significativo que nos siguen a través del contacto directo y de correos. Nuestro interés es otorgar análisis independiente y acogemos co9mentariods que pueden observar enfoques distintos y opuestos al nuestro.

Susana Pozo – who has written posts on Agenda Alternativa.


Agregar un comentario