“Los 8 más Odiados

Susana Pozo

, Cine, General

Puro Talento Cinematográfico

Los 8 másSi es de los que se desmaya a la vista de sangre, le recomendamos NO ver la película “Los 8 más Odiados”: pero para el resto será un pecado perderse esta joyita en que Tarantino supera a Tarantino.

Se trata de una cinta intensa, que no da tregua en la continuidad del relato y  en la cual nada sobra ni nada falta:  el paisaje,  los diálogos,  las miradas, los gestos son contributivos en el resultado final tras la enrarecida atmósfera de los personajes en que cada uno está haciendo su apuesta.

Esta última gracia del díscolo director se extiende por casi 3 horas que ni se sienten, porque hasta  el final,  el espectador está preguntándose ¿y ahora que viene?

Que el guión es una copia en la estructura de relato que muchas veces usó Agatha Christie, cuyas novelas devoré hace varios años, claro que sí. Pero Tarantino se  suma a tantos escritores que apelan a la exitosa fórmula del crimen dosificado, paso a paso, en la medida que se van develando las motivaciones de cada integrante del grupo.

A diferencia de otras realizaciones del director, “Los 8 más….” se desarrolla ern medio de un paisaje invernal gélido, inhóspito, donde lo único cálido serán las humeantes pistolas que se usan con profusión, así como los colores fetiches de Tarantino, el amarillo presente por ahí, en un detalle, y el rojo que  llena la escena con el  reguero de sangre.

Una vez más  lleva a pantalla a su también actor fetiche, Samuel L. Jackson, quien recrea el rol de un despiadado caza-recompensas. Replica el personaje de la séptima película de este director “Dyango sin Cadenas”,  donde Jackson interpreta a un esclavo.

Es el sexto trabajo conjunto, con Jackson en su rol del  ex mayor del Ejército Marquis Warren, una de las mejores  actuaciones que  hemos visto en este intérprete de color.

Tarantino le ha convertido, a excepción de su primer  trabajo conjunto  cuando uno era un novato guionista y Jackson un desconocido actor, en un perenne malvado. En “Tiempos Violentos” (Pulp Fiction) le asignó el papel del gánster Jules Winnifield y luego le transformó en un traficante de armas que conduce por mal camino a la azafata Jackie Brown, película  del mismo nombre.

En  “La Venganza de Kill Bill Vol. 2”, una película que es una mezcla de odio, revancha,  sangre  y una eclosión de colores, Samuel L. Jakson actúa como un despiadado asesino que previo a matar, recitaba pasajes bíblicos a sus víctimas.

Por último, en “Dyango sin Cadenas”, como el  esclavo Stephen,  desatará las escenas más  encarnizadas de enfrentamiento.

El mundo cinematográfico de este director parte de la hipótesis de la permanente confrontación entre aquellos que manejan el poder y quienes emergen para alzarse contra  la desigualdad del sistema: racismo y la violencia contra la mujer están presentes en este filme  donde  los abusados cobran venganza contra la primacía.

Estos temas los aborda desde un profundo realismo que se traduce en violencia y ensañamiento para saldar cuentas y resolver conflictos.

La película va por la estatuilla máxima del cine norteamericano. La actriz Jennifer Jason Leigh ha reunido más de 20 nominaciones de la crítica especializada en diversos certamenes y es una de las cinco candidatas a llevarse el Oscar como Mejor Actriz Secundaria.

“Los 8 más…” postula a otras dos estatuillas  hollywoodenses: como Mejor Banda Sonora Original, con los arreglos de un “veterano” en los Oscar,  Ennio Morricone,  y a la Mejor  Fotografía.

 Otro de los roles destacados es el de Bruce Dern como el racista oficial sureño  ya retirado, cuyo rol lo desempeña  siempre desde un sillón, pero Dern es un actor que  llena la pantalla. No recuerdo haber visto película suya que me defraudara, aun hoy,  cuando ya muy envejecido, desempeña papeles  protagónicos (“Nebraska”, : 6 nominaciones Oscar y  Premio al Mejor Actor en Cannes).

Una vez más Tarantino recurre al racconto (narración retrospectiva). En “Los 8 más…” este recurso se sitúa en su expresión más amplia, porque  al concluir  la película recién aporta los antecedentes iniciales, sin que  eso dificulte la comprensión del relato.

Técnica  propia del  Cine Negro, un género  presente en todos los largometrajes del director, así como la femme fatale, el relato en off y  el final desventurado para todo el grupo.

“Los 8 más Odiados”, la recomendamos para seguidores y no seguidores de Tarantino, quien da  muestra una vez más de su talento cinematográfico.

Susana Pozo Pizarro, es Periodista (UCh), Magíster en Información Económica. Actualmente se desempeña como académica del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad de la Serena. A nivel profesional ejerció en formatos de Televisión, Radio, Periódico y Revista. También se desempeñó en Comunicación Corporativa y culminó su carrera como Editora y Columnista del sector de Economía en Diario “El Mercurio” de Valparaíso. Hoy es columnista del Semanario “Tiempo” de La Serena.

Susana Pozo – who has written posts on Agenda Alternativa.


Agregar un comentario