El Universo Oculto de la Pandemia

Susana Pozo

, Destacados, General

coronavírus-pandemia-1

Porqué en las Pandemias 2+2 no es igual a 4

Cómo ya es habitual, el ministro de Salud dejó hoy una estela de conjeturas en torno a la información que día a día transmite el Gobierno sobre los nuevos resultados del país en casos y fallecidos por el Covid-19.

La discusión se centró tras anunciar el subsecretario de Salud, Arturo Zúñiga, sobre la capacidad actual para realizar exámenes diarios y que la situó en 12.000 versus los 6.000 que en el mismo periodo se han ejecutado.

Muchos se preguntaron por qué no se llegaba al total del volumen, aun cuando el ministro explicó que la tasa de positividad que se están obteniendo es muy baja, en torno al 8%, cifra que significa que de 100 muestras, 8 dan positivo al virus.

¿Qué sentido tendría  ampliar los exámenes en individuos sanos?  En sujetos  que tal vez mañana o pasado sí merecen ser analizados, si seguimos en la lógica que aun no llegamos al peak de casos anunciado eventualmente  para el mes próximo o fines del actual.

Comprender la dinámica de cifras en epidemias y pandemias es complejo. El escollo más perturbador, y particularmente en el caso de este patógeno, altamente virulento, es el universo oculto de los asintomáticos, quienes son los que contagian a los individuos sanos.

Por tanto hay “cifras negras” en las pandemias que en rigor son las reales pero imposible de identificar, debido a los asintomáticos, a quienes además han contraído el contagio y aun la enfermedad no se manifiesta y lamentablemente, también por aquellos que  han contraído el virus e indolentemente, circulan y no hacen cuarentena. Esos son terroristas sanitarios.

Sobre el tema de las cifras negras de la pandemia escribimos una columna para el Semanario “Tiempo” de La Serena que les invito a leerla.

Las Cifras Negras de la Pandemia

Semanario “Tiempo” 10/o4/2020

La peste negra asoló al mundo en el siglo XIV. Fue la que más ha arrebatado vidas en proporción a su población mundial.

Pero ya es historia y hoy lidiamos con el Covid-19 que como toda pandemia registra cifras negras, son las reales y están tras aquellas que conocemos día a día.

Esta zona  oscura contiene a los portadores que  enfermarán las semanas siguientes más los asintomáticos. Proyectar este número oculto, es tarea de los estadísticos.

Este iceberg clínico explica también la vertiginosidad con que la enfermedad avanzó desde que calificó como pandemia el pasado 1 de diciembre y  la galopante estela de muerte, enfermedad y frenazo mundial ante este enemigo aún muy desconocido.

En sólo 5 meses el planeta transitó de 120.000 casos y 4.000 fallecidos a 1.430.000 contagiados y 82.000 fallecidos (cifras al miércoles). Previo a calificar como pandemia, el 90%  de contaminados estaba concentrado en 4 países.

Chile informó el 3 de marzo sus 2 primeros contagiados que en 37 días han devenido en 5.546 casos y 48 fallecidos.

Nada más fugaz que esos recuentos, aun emanen de fuentes oficiales, a causa de estas cifras negras, provocadas por este enemigo invisible que permanece agazapado en el individuo contagiado y se manifiesta 2 semanas después.

Por eso es tan importante cumplir la cuarentena, aun cuando muchos se sientan con la energía de lidiar un toro. Portadores aun indetectados, asintomáticos y enfermos transgresores serán quienes sirvan de valija al Covid-19 para propagarse.

Las cifras actuales sólo son referenciales para medir la trayectoria del patógeno y su tasa actual de positividad.

Asimismo es impreciso hacer la ecuación entre uno y otro país. Una mayor  velocidad y un eficiente equipamiento para practicar exámenes permiten  detectar más número de contagios y no indica necesariamente que en esa nación la pandemia tenga mayor expansión.  El ejemplo más dramático es el de Venezuela con 116 enfermos reportados y 7 decesos. Pero no realizan exámenes de Covid-19.

No sólo las cifras oficiales son inevitablemente negras en esta pandemia. Ya se desató la guerra por apertrechar el equipamiento para enfrentar a este enemigo aún muy desconocido.

Políticos franceses acusaron a Estados Unidos de ofertar a boca de aeropuerto una compra que iba destinada a Francia. España se quejó de lo mismo con respecto a Francia. Trump prohibió a una empresa norteamericana exportar suministro a otros países. Esas y otra multiplicidad de tácticas negras se están registrando y naciones pequeñas y empobrecidas tendrán dificultad para proveerse.

Ni siquiera el balance final de esta batalla despejará las cifras negras. Lo único preciso hoy es que el comportamiento nuestro como sociedad nos puede permitir doblegar a este adversario.

Chile hoy registra una razonable relación entre casos y letalidad.

No nos dobleguemos, se lo advierten las cifras negras: quédese en casa.

 

Susana Pozo Pizarro, es Periodista (UCh), Magíster en Información Económica. A nivel profesional ejerció en formatos de Televisión, Radio, Periódico y Revista. También se desempeñó en Comunicación Corporativa y culminó su carrera como Editora y Columnista del sector de Economía en Diario “El Mercurio” de Valparaíso. A nivel académico ocupó cargos en la Universidad de La Serena como académica, Directora de la Escuela de Periodismo y vicedecana de la Facultad de Ciencias Sociales y Administrativas. En 2008 recibe el Premio “Elena Caffarena” que otorga el Gobierno para reconocer a mujeres destacadas en su ámbito profesional. Hoy es columnista del Semanario “Tiempo” de La Serena y maneja este sitio para analizar la actualidad así como otros temas de interés. Nos estamos acercando a 1.800 seguidores en twitter y un número significativo que nos siguen a través del contacto directo y de correos. Nuestro interés es otorgar análisis independiente y acogemos comentarios que pueden observar enfoques distintos y opuestos al nuestro.

Susana Pozo – who has written posts on Agenda Alternativa.


Agregar un comentario