Camino al Óscar

Susana Pozo

, Cine, Destacados

Aunque “Una Mujer Fantástica” vivió “el Pago de Chile”

daniela vegaLo curioso es que este aplaudido filme está experimentando el llamado “Pago de Chile” porque en su paso por  nuestro país, apenas fue visto por aquellos seguidores del cine chileno que está fuera del circuito de comedias picaronas por el cual se han encaminado  algunos realizadores que optan por mirar al Cine como un negocio.

En efecto, no tuvo resonancia en la taquilla  local, pero “Una Mujer fantástica” goza  desde enero pasado de su paso por los festivales, cuando en el verano obtuvo su primer galardón, al ser distinguida como el Mejor Largometraje por los Teddy Award.

Esta designación estaba  dentro de lo esperado teniendo en cuenta que estos galardones están destinados a producciones focalizadas en la  diversidad.

 Marina- representada por la artista transgénero Daniela Vega- comienza a experimentar en todo su rigor la discriminación a sus circunstancias a partir del inesperado fallecimiento de su pareja -Orlando- al verse enfrentada a los familiares de éste y del pasado de Orlando, un  empresario divorciado y con hijos adultos.

Este relato, que puede ser hasta de una llorada teleserie  de los 80 donde la única frescura- como temática actual- sería la condición de transgénero de Marina, afortunadamente es realización de Sebastián Lelio, un  director que amasija con fineza las  emociones y la intimidad de los personajes que coloca en escena y en un guion grato de seguir desde una butaca.

Ya Lelio demostró esta cualidad en el también galardonado filme titulado “Gloria” donde  Lelio hizo dupla con la extraordinaria actriz Paulina García y señalamos  esto último porque, a  mi juicio, lo diferencia de  esta “Mujer Fantástica” en que me parece que los méritos se concentran preferentemente en Lelio.

Ello a pesar de los elogios recibidos por Daniela Vega, y no restándole méritos propios, pero cuyo papel tiene  menor fuerza que el mensaje que transmite muy bien Lelio  sobre la diversidad sexual enfrentada aun a una hostil sociedad. En ese enfoque está el alma de la película que nos lleva por  la empedrada senda de la discriminación, la agresión y el rechazo de una sociedad tolerante mientras no sean ellos los incumbentes de tal experiencia.

Un tema- además de universal- de una vigencia plena y sobre el cual está este oportuno filme de Lelio, bajo la producción de Fábula, la empresa de los Hermanos Larraín, los actuales Midas del cine chileno.

La prensa extranjera y los  Festivales cinematográficos  sin embargo no han escatimado elogios para esta novel actriz que ha llegado a ser comparada con experimentadas estrellas de  antaño.

Dijo el comentarista del New York Times: “Lo que encuentran los planos de su rostro es algo del glamour de las estrellas de cine antiguas —sugerencias de Greta Garbo, Joan Crawford, Anna Magnani y Lauren Bacall— y aún más de la autenticidad emocional que las hizo estrellas en primer  lugar”.

Tal vez un exceso de elogio del matutino para el cual Daniela Vega participó en una campaña  en la promoción de películas de terror.

La actriz también ha aprovechado el protagonismo que le ha otorgado el reconocimiento internacional para transmitir  mensajes  en pro de la aceptación de la  diversidad.

Con todo, gran carga para Daniela Vega plasmar en los próximos años estas alabanzas y los premios recibidos a la  fecha: los Fénix, la Berlinale y ahora esta nominación a los Globos de Oro,  proceso en el cual deberá competir con realizadores que tienen un nombre en la cinematografía  internacional.

Pero eso ya lo experimentó en su triunfo por el Óscar nuestra coronada  “Historia de un Oso”.

Decíamos  en un comienzo que “Una Mujer Fantástica” tuvo “el pago de Chile”, nada extraordinario en nuestro país, pero en el caso de la cinematografía es congruente con serios problemas en el circuito interno del buen cine chileno,  sin acogida o apenas tibia en las  salas de cadenas estadounidenses.

Repetimos lo que hemos señalado en reiteradas  ocasiones: la palabra la tienen nuestros legisladores y exigir por regulación la exhibición del cine chileno como retribución a  las carteleras bodrios que les permitimos presentar.

Alguna vez que nuestro lema “Por la Razón o la Fuerza” sea por una buena  causa.

Le deseamos  la mejor suerte a “Una Mujer Fantástica” en sus próximas competiciones, entre las cuales podría estar por el Óscar a la Mejor Película Extranjera.

Se lo merece.

Susana Pozo Pizarro, es Periodista (UCh), Magíster en Información Económica. A nivel profesional ejerció en formatos de Televisión, Radio, Periódico y Revista. También se desempeñó en Comunicación Corporativa y culminó su carrera como Editora y Columnista del sector de Economía en Diario “El Mercurio” de Valparaíso. Hoy es columnista del Semanario “Tiempo” de La Serena y maneja este sitio para analizar la actualidad así como otros temas de interés. No estamos acercando a 1.800 seguidores en twitter y un número significativo que nos siguen a través del contacto directo y de correos. Nuestro interés es otorgar análisis independiente y acogemos co9mentariods que pueden observar enfoques distintos y opuestos al nuestro.

Susana Pozo – who has written posts on Agenda Alternativa.


Agregar un comentario