10 sueldos mínimos mensuales en sólo decir ¿Aló?

Susana Pozo

, General, Política

El “Alogate” en su versión senatorial

 

Lagos WeberLa Radio Bío Bio- cuyos espacios noticiosos los recomiendo- nos ha brindado la segunda  fase del escándalo que desde estas páginas denominamos  “Alogate”. La investigación periodística  dejó al descubierto el sideral gasto de telefonía por parte de los parlamentarios, amparados por la laxa legislación que les permite  contar con gasto ilimitado como en muchas  otras acciones  que  cuentan con  mayores privilegios que otros funcionarios públicos.

Las permisivas normas les permite dentro de los gastos operacionales  por los que son bonificados con  sumas por sobre los 8 millones de pesos,  solventar los celulares de  sus operadores políticos, aquellos que  mantienen  en sus distritos, monitoreando qué sucede, pero, como el Chapulín diría, me late que gran parte de esas actividades se subscriben a  la permanente campaña y a una suerte de operativos proselitistas, más que traducirse en miradas integrales en pos de propuestas legislativas para mejorar los evidentes retrocesos que muestran las regiones en relación a la Metropolitana.

El senador Ricardo Lagos Weber, por ejemplo, se  coronó como el “Rey del Alogate”, con cuentas mensuales por sobre los $ 2 millones y 15 líneas activas, que coinciden con su número de  operadores y  ajustado a la normativa vigente ya que registra 16 operadores políticos. Lagos representa a Circunscripción 6 Valparaíso Costa.

Con ese número de “asesores” y tal monitoreo telefónico, su circunscripción debiera estar muuy bien asistida,  pero como es mi región, me consta que Valparaíso más bien ha retrocedido. Si hasta  en estos últimos meses  perdió la recalada de casi una veintena de  trasatlánticos  turísticos y será mancillada con un centro comercial que emporcará su  excepcional bahía.

Ambas decisiones no dependen de la gestión senatorial pero ¿habrá ejecutado el senador alguna  gestión, inquietud por ésta y otras decisiones negativas para una ciudad que aumenta su nivel de pobreza, cuya aplaudida fisonomía desaparece tras catástrofes como magnos incendios?

Un segundo senador que lidera el Alogate senatorial es el pre-candidato Alejandro Guillier, el cual no registra coincidencia entre sus operadores  políticos y el número de líneas activa, señala la investigación de la Bío Bío. ¿Estaremos financiando sus conexiones de pre-campaña? porque candidato todavía no es, y los dineros  para tales menesteres deben conseguirse por otra vía, que también la holgada billetera ciudadana también les concede.

Y ¡apróntesen ciudadanos de  a pie y con  celulares de tarjetas de pre-pago! Ya crecerá el Senado y  la Cámara Baja con más seniors y diputados. ¿en cuánto subirán los gastos parlamentarios cuando  aumenten en el equivalente al actual Senado entre ambas cámaras? Porque  el costo en telefonía es sólo un apéndice de todos los otros ítems que el país dispone para el funcionamiento del palacete porteño.

La indagación permitió constatar, mediante réplica del propio Senado, que  los congresales desaforados,  mantienen los gastos opracionales, financiados  por asignaciones. ¿Qué tal? En esa línea están Orpis, Moreira y Martínez.

Felicitamos a la Bío Bío por esta investigación y replicamos a continuación el reportaje radial, a la vez que  volvemos  a reproducir para nuestros nuevos lectores la Etapa I con el “Alogate” de  la Cámara Baja.

 

Ricardo Lagos Weber (PPD) lidera el ranking con 15 líneas telefónicas y $2.673.179 en gasto en celular entre enero y marzo de este año. Le sigue en recursos desembolsados por este ítem el precandidato presidencial del PS-PPD-PC y PR, Alejandro Guillier, con $2.661.970 en igual período, pero con 11 líneas habilitadas. El desaforado senador Jaime Orpis (UDI), en tanto, mantiene una línea activa, con un gasto en los tres primeros meses del año de $244.368. Comité de Auditoría estaría examinando el correcto uso de asignaciones parlamentarias.

Un mes después de que Radio Bío Bío diera a conocer la cantidad de líneas telefónicas de los 120 diputados, la Cámara Alta accedió a replicar el ejercicio de transparencia y liberó la información correspondiente a los 38 senadores (revisa acá el reportaje sobre los diputados).

Pese a que la primera solicitud realizada por este medio vía Ley de Transparencia -a la par con la gestionada ante la Cámara de Diputados- fue denegada por la Corporación, la cual preside Andrés Zaldívar, hace algunos días ésta respondió una segunda petición ingresada tras la publicación del reportaje de los diputados. El documento emitido por el Senado, con fecha 28 de junio de 2017, da cuenta que “las líneas de telefonía celular contratadas por cada senador con cargo al ítem telefonía de la asignación de gastos operacionales” totalizan 279 (revisa acá la respuesta del Senado).

Lo anterior significa que cada parlamentario tiene en promedio siete líneas telefónicas activas y, de acuerdo al sitio web del Senado, todas esa líneas totalizaron un gasto con cargo al Fisco de $47.743.169 sólo entre enero y marzo de este año.

Ricardo Lagos Weber, senador.

De acuerdo al reporte oficial, 10 senadores registran más de 10 líneas. Los cinco con mayor número son Ricardo Lagos Weber (PPD), con 15; Adriana Muñoz (PPD), con 14; Alejandro Navarro (precandidato presidencial del partido País), con igual cifra; Ignacio Walker (DC), con 12 y; José García Ruminot (RN), con 12.

Lagos Weber también anotó el mayor gasto en celular entre enero y marzo de este año, con un total de $2.673.179 en dicho periodo, según la información disponible en el sitio web del Senado. Le sigue el independiente y precandidato presidencial del PS-PPD-PC-PR, Alejandro Guillier, con $2.661.970 y; Alejandro Navarro, con $2.331.552. Guillier además es el séptimo senador con más líneas de telefonía móvil, con un total de 11. De los 38 senadores, 25 han gastado más de un millón de pesos en celulares financiados con asignaciones parlamentarias entre enero y marzo de este año.

“Se hace presente que, en todas estas situaciones, se da cumplimiento a la regulación impartida sobre la materia por el Consejo Resolutivo de Asignaciones Parlamentarias”, aseguró el Senado en el documento de respuesta a la solicitud realizada por Radio Bío Bío. La normativa aludida hace referencia a que los legisladores pueden “financiar más de un celular (…) considerando celulares y planes -de telefonía y banda ancha- para los asesores del parlamentario, siempre y cuando estos se encuentren contratados” (revisa acá el oficio del Consejo Resolutivo).

La respuesta de los senadores

Hay senadores, sin embargo, cuyo personal de apoyo contratado y declarado en la web de la Corporación no coincide con la cantidad de celulares asignados. Es el caso de Alejandro Guillier, quien cuenta con seis asesores financiados con asignación parlamentaria versus 11 líneas telefónicas (revisa acá la brecha entre celulares y asesores de los senadores, elaboración propia en base a datos del Senado).

Alejandro Guillier, senador.

Pese a lo anterior, Guillier asegura que su oficina parlamentaria cuenta con sólo 9 líneas telefónicas, lo que contrasta con las 11 informadas oficialmente por el Senado, y tres bandas anchas móviles. Además, en una minuta que envió su equipo asesor a Radio Bío Bío, se asegura que “las personas que colaboran en la candidatura presidencial utilizan sus propios celulares, los que no pertenecen ni son cancelados por el Senado de la República” (revisa acá la respuesta completa que entregó el senador Guillier).

El senador Navarro, en tanto, aclara que utiliza dos celulares personalmente. Otros dos, agrega, son para su oficina parlamentaria. El resto de los aparatos están asignados a sus asesores. Entre ellos, hay abogados y asistentes sociales, entre otros. Sin embargo, uno de sus asistentes explica que actualmente tiene sólo 10 celulares activos, de los 14 que informó oficialmente el Senado, y que los cuatro restantes pertenecían a asesores que recientemente dejaron de prestarle servicios.

Pero Navarro repara en otro punto y anuncia que una vez que inscriba su candidatura presidencial oficialmente, dejará de financiar estas líneas con la asignación parlamentaria. “Hay que hacerse cargo de que resulta complejo diferenciar entre el uso parlamentario y el uso para la campaña presidencial”, dice el senador Navarro. “Por eso, llegada la inscripción de la candidatura, vamos a sacar las líneas de la asignación. Hay que despejar todas las dudas en relación a la utilización de los recursos fiscales en campaña”, agrega.

Alejandro Navarro, senador.

El senador Lagos Weber, por su parte, reconoció que “efectivamente, tal cual se ha informado, es la cantidad de dispositivos móviles con los que cuenta mi equipo”, el cual consta de 16 asesores, de acuerdo al sitio web del Senado. “La normativa del Consejo de Asignaciones Parlamentarias, que es autónomo, permite contar con los servicios para las personas que estén contratadas por el Congreso y ese es efectivamente el caso de las personas que trabajan conmigo. Acá no hay personas fantasmas que tengan los números. Son personas contratadas de acuerdo a la normativa vigente”, agregó.

Al respecto, planteó que “nosotros somos una región grande y nuestro equipo se despliega por las diferentes comunas de la región. Sin perjuicio de lo anterior, siempre hay espacio para seguir racionalizando los recursos. Pero lo fundamental, y lo más evidente, es que esto está permitido por el Consejo de Asignaciones Parlamentarias”.

Explicaciones

“La línea telefónica puede estar dedicada a prestar servicios de conexión a banda ancha, lo que ocurre en varios de los casos mencionados”, acota el documento del Senado, sin precisar el número de conexiones a internet. De hecho, fuentes de la institución admiten que no existe una nómina que actualmente correlacione número de teléfono -o chip- y el nombre del funcionario que lo utiliza por senador. Ante esa misma problemática, en la Cámara de Diputados optaron por pedir una declaración jurada a todos los diputados sobre el uso de cada línea.

“El procedimiento es que el senador solicita una línea, explicando para qué. El Senado acepta y da curso a los pagos. Pero la institución no tiene capacidad para fiscalizar el correcto uso. La responsabilidad primordial es del Comité de Auditoría”, dice una alta fuente del Congreso, que pidió reserva de identidad.

Aunque hasta el momento el Senado no contempla tomar medidas especiales o iniciar una revisión interna a estos gastos -como sí lo hizo la Cámara de Diputados- en Valparaíso comentan que el Comité de Auditoría actualmente examina las asesorías externas de los parlamentarios. Culminada esa tarea, la siguiente misión agendada sería fiscalizar los gastos operacionales que mensualmente ascienden a $8.873.328 por senador para financiar materias como telefonía, oficinas, traslación y difusión, entre otros.

Orpis y Moreira mantienen asesores y líneas telefónicas

Según la información proporcionada por la Corporación, el desaforado senador Jaime Orpis (UDI) mantiene una línea telefónica. Sin embargo, con un total de $ 244.368 desembolsado entre enero y marzo de este año, es el parlamentario con menor gasto. También aparece con tres asesores contratados.

Iván Moreira (UDI), recientemente desaforado por la Corte de Apelaciones, proceso al cual dijo que apelará, tiene siete líneas activas de acuerdo a la información entregada por el Senado, por las cuales el Fisco ha pagado, en los primeros tres meses del año, $1.149.391.

En el Senado explican que producto de un acuerdo que se tomó en 2014 luego del desafuero del diputado Rosauro Martínez (RN), pese a que se congela la actividad parlamentaria, ambas Cámaras resolvieron mantener el pago de asignaciones relacionadas con obligaciones adquiridas mediante contratos, como personal contratado y servicio telefónico.

 

¿Escándalo, Exceso o Abuso?

Cualquiera de esas posibilidades, pero al parecer, la ley laxa protege a los diputados para  motejar de regular lo que es en rigor un escandaloso número de  celulares fiscales en su poder  y el impresentable gasto por esta glosa

celularesHay un refrán que  señala que “por la  Boca muere el pez”.

Ahora  habrá que decir que por el número de teléfonos  que maneja cada parlamentario, sabréis cuanta sensibilidad social  NO tiene.

O cuanta DESconsideración muestra  por cuidar que cada peso que los chilenos destinamos a impuesto sea gastado eficientemente.

Ambos comportamientos no son esperables de un legislador, quien es un funcionario público, elegible por la ciudadanía y comprometido, por promesa de campaña, a ejecutar este mandato con corrección ética y legal.

Todo  eso está implícito tras el último escándalo develado por Radio Bio Bio en cuanto a la sideral cifra de cargo al fisco en líneas  celulares que manejan los parlamentarios con cargo al Estado.

 Los legisladores han salido a dar explicaciones y aunque efectivamente se haya hecho un manejo regular y justificado de celulares, las cifras representan un exceso impresentable- en número de líneas y de gasto- y pone en la Opinión Pública un nuevo elemento de escandaloso diferencial entre el Congreso y el resto del aparato público y sus funcionarios.

La Unidad de Investigación de Bío Bío, dio cuenta hoy de un texto que informa el derrame de gasto fiscal en celulares, de los cuales algunos equipos de acuerdo con la información radial podrían estar traspasados para el uso de familiares

El reportaje señala textualmente lo siguiente:

“….. 788 líneas de celulares e internet móvil con cargo a la asignación parlamentaria. Esto significó un desembolso de más de $389 millones con cargo al Fisco, suma que entre enero y marzo de este año superó los $100 millones, con unas 690 líneas activas. A la luz de estos datos, cada diputado presenta un promedio cercano a seis dispositivos móviles, aunque en algunos la conectividad se dispara”. 

Y la investigación radial  continúa informando de una gran decepción: una vez más en la palestra el diputado por Aysén Iván Fuentes, quien ya salió a la agenda mediática por recibir dineros de la  Federación Industrial Pesquera del Sur, FIPES, con la colaboración del senador Patricio Walker, quien terminó sobreseído en la causa.

Sobre el caso teléfonos de  Iván Fuentes, Bío Bío da cuenta lo siguiente:

“Ese es el caso de Iván Fuentes, independiente por Aysén y ligado a la Democracia Cristiana (DC), quien lidera el ranking en cuanto a número de líneas. El registro de la Cámara indica que en 2015 rindió 21 celulares por un total de $15.391.915. El año pasado, en tanto, subió a 27 líneas, totalizando gastos por casi $11 millones, mientras que entre enero y marzo de este año ha declarado 23 líneas activas. Fuentes tuvo cinco asesores en 2016 y este año redujo su equipo a cuatro personas”.

Espectacular. ¿Cuántos brazos, orejas, cabezas debiera tener el diputado para manejar tantas líneas telefónicas?

Como la Diosa Kali (India) una de las tantas figuras icónicas de la Diosa Shiva, a quien se le representa con varios brazos.

Tras tantos celulares en manos de diputados- un promedio de 14 por cabeza- está la sospecha que estos aparatos que pagamos  con nuestro esfuerzo laboral, algunos están traspasados a familiares.

Sobre esa eventualidad,  el reportaje señala lo siguiente:

“Radio Bío Bío intentó contactarlo mediante diversas vías, pero el diputado por Aysén no respondió. En una de sus 23 líneas, sin embargo, contestó una persona que se identificó como su familiar, sin entregar mayores antecedentes. Sus asesores, en tanto, tampoco estuvieron disponibles para dar comentarios.”

El reportaje radial prendió las  alarmas rojas en el hemiciclo que se puso el parche antes de la herida y su mesa dio plazo hasta esta semana para dar cuenta de los uso de  celulares a los  parlamentarios.

Así lo declara el presidente de la Cámara, diputado Fidel Espinosa.

Citamos a Radio  Bio Bio:

“He tomado la decisión, como presidente, de exigir una declaración jurada de cada parlamentario respecto de sus líneas contratadas, determinando y notificando quién es el asesor que hace uso de cada línea”, dice Fidel Espinoza, presidente de la Cámara de Diputados y miembro del Partido Socialista (PS). “Esto va en línea con lo que ocurría antes con los pasajes liberados de avión, que terminaban siendo ocupados por cualquier persona que no tenía vinculación con la labor parlamentaria. Esa situación finalmente se ajustó y reglamentó de tal forma que hoy los pasajes no pueden ser otorgados a quien no esté en la planilla de contrataciones. Con los teléfonos queremos hacer lo mismo”, agrega”

Va a tener que empezar por él mismo.

Porque revisada  la nómina de los parlamentarios adictos a celulares fiscales, Fidel Espinosa registra ….19 (¡!)

La investigación periodística produjo desbande entre las filas de diputados para esconder la abundancia de líneas.

Además, amparados por una ley laxa, puede al final el Alogate resultar no ser una irregularidad.

Pero no resta cuestionamiento e impresentabilidad.

Lo siguiente describe Radio Bío Bio de las estrategias que están usando los legisladores para esconder el “cuerpo del delito”:

“En privado, en los pasillos del Congreso se acusa un mal uso de la asignación, pues habrían parlamentarios que financian líneas para familiares con cargo fiscal. Es más, afirman que durante las últimas semanas algunos diputados habrían optado por modificar las líneas que mantenían con Movistar, y en algunos casos con Entel, cerrándolas o traspasándolas a su dieta como gasto personal, tras enterarse de las solicitudes hechas vía Transparencia”

¿Y el Senado?

La Cámara  senior se negó a trasparentar la información. Y también señalan que   la legislación no establece límites para el número de  aparatos  que el senador otorga a sus asesores.

¿Estaremos en Dubai? ¿Somos un país inmensamente rico como para dar “chipe libre”  a nuestros legisladores en las comodidades que demandan?

Al parecer sí

La declaración senatorial escabulle también el bulto y  dice que  distraer a sus funcionarios en tal minucia (indagar cuantas líneas hay que  pagar a cada  senador), los aparta de sus importantes tareas.

Claro que sí, mientras muchos chilenos trabajan en lugares inhóspitos y miles de  escolares modestos se entumecen de frío en modestas escuelitas rurales, lea lo que dice la diputada Cariola para  explicar la eclosión de celulares que posee con cargo al fisco:

Cito a Radio Bio Bio:

“De acuerdo a los registros de la Cámara, la segunda diputada con más celulares es Karol Cariola, del Partido Comunista (PC). La parlamentaria rindió 16 líneas móviles en 2016 y mantiene 14 activas en lo que va de este año. Cariola aclara que todos sus asesores (a marzo de este año contabiliza nueve) tienen teléfonos y agrega que cuenta con otros aparatos para quienes se integran a su equipo de manera itinerante y voluntaria. Junto a eso, detalla que utiliza un celular y un plan de datos para iPad con cargo a la asignación”.

“Son teléfonos que están a disposición del trabajo territorial. Por ejemplo, tenemos un sistema de georreferenciación que requiere de un aparato móvil para ir identificando los lugares que vamos visitando”, dice Cariola. “Registramos las organizaciones con las que nos relacionamos, los compromisos asumidos, es la base de nuestro trabajo territorial, por eso tenemos un uso importante de tecnología”, añade.

Después de Fuentes, Karol Cariola fue la diputada que más gastó en este ítem en 2016: $ 9 millones.

Yo creo que la diputada está mezclando su trabajo distrital con la labor de la Cámara, la nebulosa que permite a nuestros legisladores hacer proselitismo en sus reductos que al final del día son sus refugios electorales, que les permite ser re-electos.

Porque al ganarse un sillón legislativo, llega el bono adicional de una semana distrital mensual que es sino refuerzo entre su electorado.

Con tanto celular activo, bien podrían los diputados a la distancia monitorear sus distritos sin distraerse de su trabajo en la Cámara.

Una de las justificaciones con que se defenderán los diputados son los asesores, a quienes,  alegan, deben dotar con telefonía.

Pero muchos congresistas disponen de mayor número de línea a la cantidad de asesores que disponen.

El diputado Fuentes junto a la representante del PRSD, Marcela Hernando-  precisa el informe de Bio Bio- son  quienes registran la mayor diferencia entre el número de asesores  y la cantidad de equipos.

Hay todo un tema en materia de asesoría. Pareciera que también es una cifra sideral. Sería importante saber que si además del costo de telefonía, los asesores representan otros gastos fiscales. ¿Tampoco habrá límites para el número de asesores? ¿Responden a las especializaciones que se requieren? ¿Qué clase de trabajo desarrollan, un trabajo social, proselitista o se focaliza en el trabajo legislativo de carácter macro?

Tantos  asesores no justifican que hay normativas que constantemente  deben ser revisadas, afinadas y corregidas.

Una segunda coraza para responder a esta línea indagatoria es la de siempre, el vacío legal que siempre favorece a los legisladores, porque ya lo han dicho algunos  congresistas: no hay límite para contratar líneas de celulares.

Ni tampoco una frontera en gasto por línea.

Dice la Bio Bio.

“La nómina de la Cámara indica que el año pasado el mayor gasto por una sola línea lo generó la diputada Clemira Pacheco, del PS, con $2.341.398. Entre enero y marzo de este año la línea más cara es una del diputado Joaquín Tuma (PPD), con $1.555.519”

Como sea, interesa saber si el uso de los celulares ha sido para el ejercicio del cargo, que no estén en manos de personas ajenas a la actividad y también regularizar el límite de líneas.

Los congresistas podrán alegar su uso para fines de su cargo, pero no cabe duda que este Alogate, con tantas líneas por congresistas, representa un exceso, un privilegio y una  nueva desigualdad con otros servicios públicos que cuentan con modestos recursos para su funcionamiento.

Para ser justos, revisamos la nómina indagada por Radio Bio Bio,  y rescatamos a legisladores  con menor  uso de  teléfonos, en el que destaca el diputado Iván Flores con una sola línea.

Un ente extraño entre tanto parlamentario sobreconectado.

Le siguen con 2 aparatos los parlamentarios Fernando Berger Felt, Gonzalo Fuenzalida, Luis  RocaFull López, Alejandra Sepúlveda, Leonardo Soto y por último colocamos en esta nómina de congresistas hiperconectados frugalmente a Sergio Espejo con 3 celulares.

En el otro extremo el caso más escandaloso es el del diputado Rosauro Martinez, que estando  desaforado, cuenta con 7 celulares de  cargo fiscal.

¿Qué sucede en los casos de la bancada estudiantil?

Giorgio Jackson registra 13 celulares pagados con presupuesto fiscal; Gabriel Boric cuenta con 11 líneas y de Camila Vallejos se informaron 9 teléfonos.

Alo, Alo….¿Alogate? …Responda por favor con claridad, transparencia y precisión

Susana Pozo Pizarro, es Periodista (UCh), Magíster en Información Económica. A nivel profesional ejerció en formatos de Televisión, Radio, Periódico y Revista. También se desempeñó en Comunicación Corporativa y culminó su carrera como Editora y Columnista del sector de Economía en Diario “El Mercurio” de Valparaíso. Hoy es columnista del Semanario “Tiempo” de La Serena y maneja este sitio para analizar la actualidad así como otros temas de interés. No estamos acercando a 1.800 seguidores en twitter y un número significativo que nos siguen a través del contacto directo y de correos. Nuestro interés es otorgar análisis independiente y acogemos co9mentariods que pueden observar enfoques distintos y opuestos al nuestro.

Susana Pozo – who has written posts on Agenda Alternativa.


Agregar un comentario